13.9 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 19 julio, 2024

Edición N° 4842

Villa Constitución: un jubilado caza para poder comer y le incautaron los señuelos

“Yo fui al bañado porque soy jubilado, cobro la mínima y salgo a cazar para comer. No soy un cazador furtivo”, aclaró.

Jesús Leal.

El vecino de la localidad de Villa Constitución, Jesús Leal, sufrió una situación incómoda la semana pasada, luego de que la patrulla Los Pumas le quitara los señuelos que utilizaba para cazar.

Reconociendo que la caza está prohibida, el vecino villense aclaró que no lo hace por diversión, sino para poder comer. “Yo fui al bañado porque soy jubilado, cobro la mínima y salgo a cazar para comer. No soy un cazador furtivo que cazo doscientos patos, sino que sólo cazo cuatro o cinco para comer”, explicó.

En ese sentido, Leal se explayó y dijo: “Me sacaron el señuelo que es mío sin motivos. Tengo dos hijos que no tienen trabajo. Por ahí me ayudan porque con mi jubilación no llego a fin de mes”.



Con respecto a cómo se produjo esta incautación, el vecino de nuestra localidad contó: “Salíamos del bañado con mi hijo y nos agarraron Los Pumas. Nos retuvieron durante dos horas en el destacamento, nos sacaron los señuelos y los patos. Lo que más bronca me da es que me sacaron los señuelos que había hecho yo y me costaron trabajo”.

Siguiendo esa línea, Leal detalló su situación actual: “Me dijeron que no se puede cazar. Yo no cazo por diversión, sino para comer, porque no me alcanza. Además, tengo que salir a caminar porque estoy operado del corazón. Por eso voy al campo”.

Por su parte, el vecino aseguró que hasta el momento no le dieron detalles de cómo poder recuperar lo incautado.



Además, se refirió al trato recibido por Los Pumas y mencionó: “Nos trataron muy bien, no fueron para nada agresivos, pero yo quisiera que me devuelvan los señuelos”.

Por otro lado, Leal les pidió a las autoridades que reflexione y recalcó: “Lo que yo gano es una miseria y no llego a fin de mes. Por eso, lo que cazo, lo como. No sé qué harán con los patos”.

Para cerrar, el vecino de nuestra ciudad precisó a qué se dedicó a lo largo de su vida: “Trabajé de soldador muchos años y me jubilé con la mínima. Soy vecino de barrio Raviolo. Toda mi vida cacé para comer, no por diversión”, finalizó.

error: ¡Contenido protegido!