11.1 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 15 junio, 2024

Edición N° 4810

SE REACTIVA LA POSIBILIDAD DE QUE EL ASESINO SERIAL, ROBLEDO PUCH, SE RADIQUE EN SAN NICOLÁS

Tras la negativa del dueño del geriátrico Renacer de recibir al criminal más famoso del país, el Dr. Jorge Alfonso aseguró: “Estamos tratando de buscar otro lugar o la alternativa de que quizás la familia que le saldría de garante lo pueda recibir en la casa. Eso está en tratativas en estos días”. Además, en relación con su nuevo posible destino en San Nicolás, el letrado que busca la libertad de Robledo Puch reveló: “Es una familia que podemos llamarla de buenos samaritanos”.

ROBLEDO PUCH: SE REACTIVA EL OPERATIVO PARA TRAERLO A SAN NICOLÁS
Robledo Puch pasa sus días en un penal de régimen semiabierto, en La P

De la redacción de EL NORTE
redacció[email protected]

La posibilidad de que Carlos Robledo Puch sea puesto en libertad depende de la decisión del Tribunal de la Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Isidro. Y la chance de que el múltiple asesino pase sus últimos días de vida en San Nicolás depende de que el mismo Tribunal considere que la familia nicoleña que se ofreció de garante de su libertad pueda recibirlo en su casa.


El abogado de Robledo Puch, Jorge Alfonso, le dijo a Diario Perfil que “estamos tratando de buscar otro lugar o la alternativa de que quizás la familia que le saldría de garante lo pueda recibir en la casa. Eso está en tratativas en estos días”. Además, en relación con su nuevo posible destino en San Nicolás el letrado que busca la libertad de Robledo Puch reveló: “Es una familia que podemos llamarla de buenos samaritanos”.


El letrado también contó cuál es el estado del hombre que cumple condena por ser autor de –al menos– 11 homicidios entre 1971 y 1972. Lo describe debilitado, flaco y con dificultades para caminar: así pasa sus días Robledo Puch en la Unidad Penal 26 de La Plata.




“Está muy deteriorado. No es la persona que muestran que es en los medios. Parece de 95 años”, comentó el abogado que lo representa desde hace algunos meses.


“Desde el punto de vista mental está bien, está lúcido. Se puede tener una conversación y un diálogo ameno sin ningún tipo de inconvenientes”, añadió.


“Es una cárcel semiabierta, que no tiene muros. Le cuesta mucho caminar y comer, está muy delgado, muy flaco”, describió.




Sobre la rutina que lleva dentro de la prisión, Alfonso sostiene que Robledo Puch “se levanta a la mañana, transcurre el día adentro del penal y después, cuando llega la hora de tener que pernoctar, pernocta. Ese penal es semiabierto, no son muchos los detenidos que están alojados en un mismo pabellón y él pasa los días ahí adentro, en ese lugar que no tiene muros. No es un lugar de detención de alto riesgo o una cárcel de máxima seguridad”.

El abogado defensor de Robledo Puch confesó que el múltiple asesino todavía no está enterado de esto.


“Desconozco si él tiene contacto con lo que pasa en el exterior, si ve la tele o se entera de las cosas”, señala, al tiempo que remarca que tampoco recibe la visita de periodistas en la cárcel.


Alfonso expresó que «El ángel de la muerte» no tiene contacto con familiares. Cabe recordar que sus padres, Aída Josefa Hadebank y Víctor Robledo Puch, fallecieron tiempo atrás.



Sobre la libertad

Carlos Eduardo Robledo Puch podría quedar en libertad. Una amiga con la que se escribe desde hace unos años por correspondencia le saldría de garante. De esta manera, ‘El ángel de la muerte’ será recibido en San Nicolás. “Robledo asumió bien esta noticia. Tuve una charla de tres horas hace unos meses en la que me contó que tuvo como 20 abogados. Ellos nunca pudieron obtener su libertad por distintos motivos y yo me embarqué en esto. Estamos tratando de lograr su libertad y, de acuerdo a la charla que tuve con él, los últimos días de su vida los pueda pasar en libertad”, relató el abogado.


Sin embargo, en las últimas horas se conoció que el propietario del hogar de ancianos habría presentado ante un juez un pedido para no recibirlo. El defensor del múltiple asesino confiesa que Robledo Puch todavía no está enterado de esto.


“Una persona no puede pasar más de 50 años estando intramuros. La pena está agotada y lo que informa el Código Penal, una persona no puede estar más de 50 años detenida. A él lo condenan en el año 80 con una pena máxima de 25 años. Cuando le aplican esa accesoria por tiempo indeterminado, no terminan de definir cuándo es el fin de la pena, algo que es totalmente inhumano. Una persona no puede pasar toda su vida privada de su libertad. Eso viola todo tratado local e internacional. El Estado argentino es responsable a nivel internacional”, concluyó Jorge Alfonso.




error: ¡Contenido protegido!