15.2 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 29 enero, 2022

Edición N° 3942

SAN NICOLÁS SUPERÓ LAS 300.000 DOSIS DE VACUNAS CONTRA EL COVID APLICADAS

BATALLA CONTRA LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS



En el marco de la campaña de vacunación más grande de la historia, los nicoleños adoptaron una conducta de adhesión a la iniciativa del Ministerio de Salud de la Nación para acceder de manera voluntaria a la inmunización contra el COVID-19. Entre los dos vacunatorios activos ayer se aplicaron 1024 dosis, para llegar a un total de 300.425 inoculaciones.

Carolina Mitriani
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El 29 de diciembre del año 2020 comenzó, en medio de un clima de incertidumbre, la campaña de vacunación contra el COVID-19 en el territorio bonaerense, con los primeros arribos de lotes que el Gobierno nacional instrumentaba. No tardaron en llegar los cuestionamientos desde distintos sectores, principalmente de bloques y figuras de la oposición, además de los aún hoy existentes individuos y organizaciones antivacunas. Sin embargo, la población argentina no se plegó de manera significativa a estos discursos, sino que adhirieron (y adhieren) a la implementación de la única herramienta existente para mitigar los efectos del COVID-19 con antelación y seguridad: las vacunas.



San Nicolás no fue la excepción a la afortunada aceptación de la campaña de inmunización contra la enfermedad pandémica. Tanto es así que la jornada de ayer se cerró marcando un nuevo hito: 1024 dosis se aplicaron en los distintos vacunatorios de la ciudad. Este número corresponde a 48 primeras dosis, 49 segundos componentes, 23 terceros y 920 refuerzos.

Vacunatorios

San Nicolás contó con una alta oferta de postas de vacunación, particularmente al comienzo de la campaña, cuando la situación pandémica azotaba a la economía –entre otras cosas– por impedir que muchas actividades se lleven adelante. Era un clima que empezaba a requerir de una alta circulación de personas, con la reactivación económica y social, y la consecuente alta demanda de protección para que quienes se contagiaran en ese andar cotidiano no desarrollaran síntomas graves de la enfermedad.



Distintos espacios e instituciones debieron adaptar sus instalaciones para ofrecer los espacios como una vía de aplaque a la crisis sanitaria: Seccional San Nicolás ATE, Club Atlético Social Buenos Aires (CASBA), Compañía de Ingenieros QBN (Batallón), Universidad Tecnológica Nacional San Nicolás (UTN), Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la Prov. de Buenos Aires (Suteba), Centro de Jubilados y Pensionados de la UOM, Escuela de Educación Técnica Nº 2 (ENET 2), Iglesia Dios es Amor y el Hospital San Felipe.

También -a través de la Dirección General de Cultura y Educación- se propuso la implementación de inmunizaciones en instituciones educativas, siendo la Escuela Primaria Nº 31 la única postulada en San Nicolás. Esta fue la oportunidad ideal para alcanzar a la población pediátrica del establecimiento y sus barrios aledaños, en dicho caso el San Pablo.



Con stock

Con la novedosa e importante herramienta que avanzaba en cada desarrollo vacunal en los laboratorios y escritorios de negociaciones entre gobiernos, autoridades sanitarias e industrias, San Nicolás recibía de manera prácticamente semanal cargamentos provenientes de la distribución provincial de dosis. Sinopharm, Sputnik V, AstraZeneca y Covishield fueron los primeros desarrollos en arribar a suelo nicoleño. Su aplicación se dio de manera escalonada, tal como la indicación del Gobierno requería, a través del sistema de turnera «Vacunate PBA». Hoy, con los estudios de los sectores competentes, este abanico se amplió y en consecuencia se incrementó el stock de vacunas que la ciudad posee para ofrecer a propios y ajenos.

Dosis de respiro

Los especialistas médicos coinciden en que la vacunación es una herramienta esencial para prevenir los cuadros más complicados de COVID-19, en consecuencia las internaciones y fallecimientos. De manera clara queda demostrada esta explicación al observar la incidencia de los exorbitantes números de casos confirmados en San Nicolás y una cifra marcadamente inferior de fallecimientos y ocupación de camas desde el avance de la campaña de vacunación. Esta medición también queda explicitada en la tasa de letalidad, que presenta tendencia en baja en este período. Tanto es así que desde la Fundación Nuestra Señora del Rosario y el Hospital San Felipe advierten acerca de altos índices de sintomatología de moderada a severa en pacientes que son casos confirmados de COVID-19 pero tienen sus esquemas de vacunación incompletos o no iniciados.



El acompañamiento que una importante porción de la población nicoleña está presentando en la campaña impacta de manera favorable en los efectores de salud, donde desde hace varios meses pueden trabajar sin el estado de alerta y saturación que los “picos” planteaban ante personas que contraían la enfermedad y no contaban con sus aplicaciones.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!