28.4 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 28 enero, 2023

Edición N° 4306

SANTIAGO KOVADLOFF, ENTRE LA CREATIVIDAD CULTURAL Y LA AGITADA ACTUALIDAD POLÍTICA

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL NORTE

El reconocido filósofo, poeta y ensayista visitó nuestra ciudad con motivo de la presentación de la obra “La Travesía” que conforma junto a los músicos Ana Victoria Chaves y Federico Moujan. Fue en el marco del 81º Aniversario de Rumbo, oportunidad en la que dialogó con EL NORTE no sólo del enriquecimiento de la cultura, sino también de la compleja actualidad política de nuestro país.

En el marco de su 81º Aniversario, la Asociación Cultural Rumbo recibió en su escenario al trío Orfeo con su obra “La Travesía”. GENTILEZA TERNIUM

Ma. Laura González Olalde
redaccion@diarioelnorte.com.ar



A sala llena y entre sentidos aplausos en cada oportuna pausa, se presentó el pasado viernes en nuestra ciudad “La Travesía”, una obra poético-musical a cargo del trío conformado por Ana Victoria Chaves en piano, Santiago Kovadloff en lecturas y Federico Moujan en violín. Fue en la Asociación Cultural Rumbo con motivo del 81º Aniversario de la entidad, con auspicio de Ternium.

“Esta propuesta integra la música y la poesía en un sólo corpus. Venimos de una actuación intensa en Buenos Aires, en el Teatro Colón y en la Fundación Judaica en el Templo Libertad”, relató Kovadloff, -filósofo, poeta y ensayista recientemente declarado Ciudadano Ilustre de la ciudad de Buenos Aires- en una entrevista exclusiva con EL NORTE, justo un día antes de su encuentro con el público nicoleño.

“Somos un trío y él es un músico más en su ejecución de la poesía y en la forma en que la poesía es tratada como la voz y la palabra. Hacemos música de cámara que es el diálogo entre varios músicos y así lo concebimos; porque cuando Santiago me propuso hacer esto, que para mí fue bastante revolucionario como propuesta, me costó encontrar cómo la música y la poesía se entrelazan formando una nueva partitura. Encontrar la música para los textos que él me proponía y luego incorporarlo a Federico, fue realmente una aventura artística”, describió Ana Chaves. Trío que se conformó en la pandemia y ya hizo variadas actuaciones, con una dinámica donde todos proponen, conversan y aportan ideas para crear el repertorio a presentar.



“Yo tengo trayectoria con la música de cámara y esta nueva propuesta disruptiva me resulta totalmente enriquecedora porque por un lado están los textos que trae Santiago, pero por otro lado está la propuesta a través de la lectura que él hace de esos textos. Hay interpretación en la música y también en la literatura y la poesía que va más allá de lo que está escrito, y se profundiza con quién lo lee y cómo. Esa nueva lectura nos hace buscar a nosotros la música que coincida por alguna razón y que releemos. En este tiempo de pandemia fue como una bocanada de aire fresco y es lo que esperamos transmitir a la gente”, valoró Federico Moujan.

“Orfeo”

Compartiendo su amplio conocimiento filosófico, Kovadloff comentó los motivos de la elección del nombre que identificaría al trío poético-musical: “Este trío se llama Orfeo, figura mitológica que condensa la conjunción entre poesía y música. Y tiene, en un orden personal, un valor fuertemente compensatorio porque así como de pronto uno se vuelve hacia la naturaleza y siente que forma parte de ella, cuando contempla un cielo nocturno, un amanecer, una primavera o un buen paisaje de otoño, de la misma manera para mí como escritor y poeta al estar mi palabra inscripta en campo de la música, por la forma en que ellos supieron integrarla a las propuestas que hacen, creo que recupero algo que perdí históricamente; es el parentesco indisoluble entre música y poesía. Y es sumamente emocionante cuando ellos me devuelven la palabra que yo les ofrezco musicalizada, allí se produce esa encarnación última e indispensable para que la palabra encuentre toda su potencia”.

Cabe destacar que la obra “La Travesía” presenta un amplio y variado repertorio que comienza con una poesía “Barcarola” de Pablo Neruda, música de Bach en piano, y Charles Gounod en violín y piano; y culmina con Vinicus de Moraes.

Pensar la actualidad

Dejando tan sólo por un momento de lado el motivo principal de su visita a nuestra ciudad, Santiago Kovadloff accedió cordialmente a dialogar también sobre la agitada actualidad política argentina.

Sentado justo frente al Museo Nacional Casa del Acuerdo de San Nicolás –donde se realizó la entrevista-, EL NORTE lo consultó sobre cuáles de esos acuerdos harían falta recordar y aplicar en esta compleja Argentina actual, a lo que respondió: “Ante todo creo que vale la pena recordar cuál fue ese acuerdo y entre quiénes se realizó. Ese acuerdo mostró que la guerra no era una alternativa, que la grieta abierta entre porteños y provincianos no llevaba a nada, que era indispensable encontrar un espacio de convergencia si se aspiraba realmente a generar una idea de nación.

“La Argentina sigue siendo un país que tiene a sus grandes figuras del siglo XIX en el siglo XXI y a nosotros del siglo XXI en el siglo XIX”, marcó Santiago Kovadloff. EL NORTE

Porque, de lo contrario, lo que preponderaría era una feudalización de la Argentina, su segmentación. La actualidad de ese acuerdo es una deuda para la nación todavía, porque aún cuando ya no estamos enfrentados bélicamente en un sentido literal de la palabra, seguimos siendo un país sin espíritu federal. Y en esa misma medida la segmentación es lo que sigue preponderando. La Argentina hoy necesita entender en qué consiste la esterilidad de su apego al pasado. Un pasado que no incluye el Acuerdo de San Nicolás, lo excluye; porque si lo incluyera tendríamos porvenir, al excluirlo seguimos teniendo pasado”.



“Por otra parte, hoy hay una pregunta indispensable para quienes no compartimos la orientación del Gobierno, y es si es posible ser algo más que antiperonistas. ¿Qué es el antiperonismo? No se trata de renegar de lo que pudo haber aportado en una primera etapa el gobierno de Perón, se trata de comprender que si hay un sector del país que sigue siendo peronista es porque estamos primordialmente estancados en una ideología que ha demostrado su inutilidad para generar desarrollo en el país. En consecuencia, el antiperonismo no es menos estéril, porque nos obliga a vivir debatiendo con una doctrina que ha perdido actualidad en términos proposicionales para el país. Se trata de saber si podemos ser algo más que anti, y ahí volvemos al Acuerdo de San Nicolás. ¿Es posible ser tan actuales como Urquiza y Mitre? Yo todavía no lo sé, la Argentina sigue siendo un país que tiene a sus grandes figuras del siglo XIX en el siglo XXI y a nosotros del siglo XXI en el siglo XIX. Es una inversión perversa porque no hemos podido hacer política, que no es una transacción entre intereses sectoriales, es un proyecto de nación. Por lo tanto necesitamos crecer, lo que requiere una maduración muy grande y un desafío enorme para la oposición”, reflexionó.

“Proyecto agotado”

Asimismo, consideró que “el proyecto kirchnerista está agotado desde el punto de vista de sus contenidos, como está agotado el Banco Central y anémico el peso argentino” y advirtió que la oposición debe ser “algo más que la mera denuncia de aquello que no ha resultado”.

“Ha empezado a cambiar algo con el triunfo de Macri y con las elecciones del 14 de noviembre del año pasado, donde se puso de manifiesto que hay una gran mayoría del país que aspira a otra realidad sociopolítica. La oposición tiene que rendir cuentas acerca de por qué es una alternativa, pero no basándose en el desencanto que nos genera el oficialismo, sino en el fundamento que tienen para generar civismo y república allí donde falta”, señaló.

En cuanto a los recientes y variados cambios de altos y claves funcionarios nacionales, el entrevistado aseveró: “Creo que el Gobierno está haciendo un esfuerzo neomenemista a través de (Sergio) Massa para poder salvar la situación de ineptitud demostrada por el kirchnerismo. El kirchnerismo vive de la droga del prebendarismo, no habiendo dineros públicos para poder abastecerlo se queda sin el recurso fundamental de subsistencia. Esta es la crisis primordial del populismo. Todo lo reduce a acusar a sus adversarios de la responsabilidad que ellos no saben asumir. Pero no escuchamos ideas, sólo escuchamos la declaración maniquea de una inocencia que no tienen”.



“No se trata de renegar de lo que pudo haber aportado en una primera etapa el gobierno de Perón, se trata de comprender que si hay un sector del país que sigue siendo peronista es porque estamos primordialmente estancados en una ideología que ha demostrado su inutilidad para generar desarrollo en el país”.

Santiago Kovadloff

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!