26.1 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 9 diciembre, 2022

Edición N° 4256

UN ESPACIO QUE TRANSFORMA VIDAS

CENTRO DE ESTIMULACIÓN Y ATENCIÓN TEMPRANA

La directora del Centro de Estimulación Temprana “Florencio Escardó” de Villa Ramallo, licenciada Karina Morzoli, dio detalles sobre las acciones que vienen realizando día a día.



Cada 9 de agosto se celebra el Día del Docente de Apoyo a la Inclusión, antes Maestro de Educación Especial, en recuerdo de la fecha de creación, en 1949, de la Rama Técnica de Educación Especial, que en la actualidad es una modalidad establecida en la Ley de Educación Nacional de 2006.

Esta propone asegurar el derecho a la educación en todos los niveles a las personas con discapacidad, al garantizarles un conjunto de servicios en escuelas especiales y comunes, desde la primera infancia hasta la adultez. La directora del Centro de Estimulación Temprana “Florencio Escardó” de Villa Ramallo, licenciada Karina Morzoli, dio detalles sobre las acciones que vienen realizando día a día.

 “Es un día como todos, pero especialmente queríamos estar presentes y saludar a todos los profesionales e instituciones de esta modalidad que trabaja en el derecho de niños con necesidades educativas derivadas de la discapacidad”, comenzó diciendo la directora.

Luego agregó: “Al CEAT asisten 60 niños, que asisten junto a sus familias, papá, mamá o ambos, o referentes adultos. El equipo está integrado por seis docentes estimuladoras, cuatro integrantes del equipo técnico, una fonoaudióloga, una terapista ocupacional, una asistente educacional, una asistente social y dos auxiliares”.



En la continuidad del diálogo indicó: “El Centro de Atención Temprana es el primer eslabón en la trayectoria escolar de nuestros estudiantes, los cuales comprenden una franja etaria de los 0 a los 3 años. Nuestra labor se desempeña tanto dentro de la sede de Villa Ramallo, en los hogares de los niños a través de visitas pedagógicas, como así también en diferentes extensiones, con el objetivo de dar respuesta a toda la población. A su vez articulamos con varias instituciones de la localidad, entre ellas, los jardines con los que apostamos a la inclusión en sala de 2 años. El centro tiene 34 años de vida y tenemos una matrícula de 60 niñitos”.

Un poco de historia

EL CEAT Ramallo es una institución que tiene una historia vinculada a la necesidades de una comunidad: “Empezó a funcionar en la unidad sanitaria, después de 1994 se trasladó al instituto 38 hasta que se pudo hacer nuestro edificio. Damos atención en nuestro edificio de 8 a 12 y de 13 A 17 horas y también nos trasladamos a la distintas comunidades para que las familias que no se pueden acercar por sus propios medios tengan el servicio”.

Luego Karina Morzoli contó que “una maestra estimuladora asiste a Villa General Savio, otra a Valle de Oro, donde amablemente las instituciones educativas nos dan un espacio, un aula en el caso de Villa General Savio, el Jardín 905 nos presta la sala maternal, en Valle de Oro el CEC 801. En el hospital también estamos los días lunes, martes y jueves. Hay maestras estimuladoras que atienden a la comunidad que asiste el Jardín 902 en el turno tarde. También tenemos una serie de extensiones donde las familias se acercan y reciben orientaciones ante alguna duda, alguna consulta que tienen muchas veces por derivación pediátrica, entonces ahí nosotros iniciamos nuestro trabajo educativo”.



 “Fue en octubre de 1988 que comenzó a funcionar en la Unidad Sanitaria el CEAT y luego en 1994 se trasladó a este edificio donde estamos funcionando en calle Almirante Brown 1662. Nosotros, además, nos trasladamos a los barrios para dar atención a los niños que poseen alguna discapacidad”, recordó.

 “Trabajamos en la localidad, en Villa General Savio, en el El Paraíso, en la Escuela 501 de la ciudad de Ramallo y de esa manera llegamos a las distintas localidades del distrito”, remarcó.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!