13.4 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 21 mayo, 2024

Edición N° 4785

Un informe asegura que la devaluación mejoró las condiciones financieras del país

Después de cuatro meses de un declive casi continuo, las condiciones financieras de la Argentina se recuperaron en diciembre con la devaluación que aplicó el Gobierno. Así lo señaló un informe del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).

Según ese trabajo, el Índice de Condiciones Financieras (ICF) se recuperó de -188.5 a -152.6 en diciembre, aunque sigue en zona de “estrés severo”.

Esa mejora, indicó el IAEF, se explica por la decisión de llevar el dólar oficial de $366 a $800, medida que comprimió la
brecha cambiaria y redujo la depreciación implícita en los contratos de futuros.

A esto se sumó la respuesta positiva de bonos y acciones al triunfo de Javier Milei en noviembre: como el ICF mide promedios mensuales, el impacto pleno del rally se vio en el indicador de diciembre.

Así, durante el último mes de 2023, el subíndice de condiciones locales rebotó 33 puntos, pero sigue en el “top 3” de peores registros desde el inicio de la serie en 2005, si bien cortó con cuatro meses de deterioro continuo.

Entre las PASO y el balotaje de noviembre se había desplomado casi 100 puntos, una caída que superó a los 87 puntos de las elecciones de 2019.

En diciembre mejoraron 6 de 10 componentes del subíndice: dos son consecuencia directa del salto de 118% en el dólar oficial: la brecha cambiaria se achicó de 150% a 50% (tomando el promedio mensual) y la devaluación implícita en los futuros cayó de 322% a 184%.

De todas formas, el IAEF aclaró que es una tasa “muy por encima del promedio histórico: los problemas cambiarios están lejos de haberse resuelto”.

La suba de acciones, bonos soberanos y la compresión del spread entre títulos bajo ley local y extranjera también contribuyó a la mejora del subíndice local.

En tanto, el peor componente del subíndice tanto en términos históricos como respecto al mes previo fue en diciembre la inflación núcleo mensual, que aceleró de 13,4% a cerca del 25% tras la devaluación.

“Este componente tampoco jugará a favor en enero”, estimó la entidad empresaria, al tiempo que detalló que el subíndice de condiciones externas volvió a subir en diciembre, impulsado por el alza de acciones estadounidenses y de países emergentes y la baja de tasas.

error: ¡Contenido protegido!