22.8 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 10 diciembre, 2022

Edición N° 4257

UN RAMALLENSE ES UNO DE LOS CUATRO PRIMEROS INGENIEROS EN PETRÓLEO DE LA UBA

Alfredo Di Bucci, egresado de la Escuela Técnica N°1 “Bonifacio Velázquez” en Villa Ramallo, fue uno de los cuatro graduados de la carrera de Ingeniería en Petróleo de la Universidad Nacional de Buenos Aires el martes pasado.



Alfredo Di Bucci, partió desde Ramallo hace unos años hacia la ciudad de Buenos Aires cargado de sueños. Alfredo le dijo a sus padres que quería estudiar ingeniería. El pasado martes fue uno de los cuatro graduados de la carrera de Ingeniería en Petróleo de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Alfredo estudio en la Escuela Técnica N°1 “Bonifacio Velázquez” en Villa Ramallo. El acto protocolar fue en consonancia con el centenario de YPF (Yacimiento Petrolíferos Fiscales). Durante el encuentro participaron autoridades nacionales y provinciales que remarcaron la misión de fortalecer el aparato productivo con profesionales universitarios. Estuvo presente el rector de la UBA Doctor Alberto Barbieri; el decano de la FIUBA Ingeniero Alejandro M. Martínez; el vicedecano de la FIUBA Doctor Ingeniero Raúl Bertero; el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Licenciado Daniel Filmus y, el presidente de YPF, abogado Pablo González. La empresa emblemática del país, YPF, cuenta con fuertes lazos con la FIUBA (Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Buenos Aires). Juntas se gestaron a través de actividades destacadas por los graduados y pioneros como el Ing. Luis A. Huergo y el Ing. Enrique Mosconi —quien cumplió el rol de presidente de la empresa—, fortaleciéndose a lo largo del siglo XX y que llegan hasta la actualidad. En el año 2016 la Universidad de Buenos Aires inauguró su Ingeniería en Petróleo y los recursos “no convencionales” obligaron a modificar planes y perfiles.

Alfredo Di Bucci, es un joven que habla pausado, sereno, en el inicio de la entrevista dijo: “somos cuatro los estudiantes que nos recibimos de ingenieros. Me gustaba mucho la Geología cuando estaba en la escuela secundaria y cuando arranque en el CBC (Ciclo Básico Común) empecé Ingeniería Química. Cuando supe que comenzaba en la Universidad, Ingeniería en Petróleo dije me gusta y encontré en la carrera la combinación de lo que me gustaba mucho y me lancé”



“Arranque con la primera camada, le di para adelante como un conejito de india y llegamos hasta el final los cuatro que nos hicimos grupo y que nos recibimos en abril” agregó

Alfredo estudió en la Escuela Técnica de Villa Ramallo y del establecimiento guarda los mejores recuerdos: “la escuela técnica me brindo muy buenos profesores. Yo hice la orientación de Tecnología de Alimentos, en sexto decidí irme a Buenos Aires y no continuar séptimo con las prácticas. En el CBC la formación que me dieron en química o matemática fue muy buena,  estaba muy bien preparado para lo que proponía la Universidad”.

En la continuidad del diálogo señaló que “hay otros ingeniero en petróleo de otras universidades, son seis universidades que tienen esta carrera. Para la UBA era todo nuevo y fue un desafío para todos, para la Universidad y para nosotros”.

Mundo Laboral

Alfredo sabe que las propuestas laborales en el sector están a la orden del día: “tengo propuesta de trabajo, hay procesos selectivos, existen  muchas búsquedas en el país y en el exterior”. Aunque no lo dice por bajo perfil y hasta está sorprendido de dar una entrevista ya lo han contactado algunas compañías.

Acto del centenario de YPF

En la semana de la ingeniería que celebra la Facultad de Ingeniería de Buenos Aires, el 6 de junio, Día de la Ingeniería, se realizó el acto al que Alfredo tal vez nunca soñó que iba tener la dimensión que tiene para la Universidad y para la compañía que cumplió 100 años. “Yo me gradué el 25 de abril y coincide justo con que YPF cumple 100 y fue la empresa que impulsó la carrera en la UBA y se aprovechó, se realizó una doble celebración: por un lado el centenario de YPF y por el otro que somos los primeros graduados de la Universidad de Buenos Aires”.

Luego expresó “es un momento muy lindo el que estoy viviendo. En el acto miraba a  todos los que estaban presentes…cuando defendí la tesis se me cruzaron muchas imágenes de mi familia y de todas las personas que me acompañaron de cerca. Tengo la imagen de muchos profesores y del director de la carrera que nos acompañó siempre”.

Después el joven ingeniero recordó “el Director (ingeniero Eduardo Jorge Carrone) de la carrera nos acompañó siempre, en tercero quedamos cuatro de 30 alumnos que habían empezado la carrera. En el tramo final estábamos solos en las materias específicas de petróleo. En el último tramo parecía una universidad privada y estábamos en contacto con todos los profesores y el director de la carrera, en el tramo final, estuvo cerca de cada uno de nosotros”.



Consultado sobre como lo vivió en el plano familiar remarcó “mi padres están súper orgulloso. Es el fruto de lo que hicieron por mí en todos estos años. No hay muchos ingenieros en petróleo… hay bastantes oportunidades en el exterior. En el principio voy a apuntar acá y después voy a ir viendo que pasa más adelante”.

Ante la consulta sobre lo que ocurre con los combustibles en el país dijo: “acá tenemos un problema de infraestructura, nos paso en este tiempo con el precio de los combustibles sumamente altos por la guerra entre Rusia y Ucrania. La Argentina tenía posibilidad de producir pero por un problema de infraestructura no teníamos como extraerlo por eso hoy tenemos que sacar el petróleo que tenemos en Vaca Muerta. Se debe armar toda la estructura para que la Argentina pueda aprovechar esas reservas”.

Sobre los otros graduados contó que “los tres jóvenes que me acompañaron son de Capital Federal. Es un momento hermoso, no tomo conciencia de lo que estoy viviendo. Es algo muy lindo”.

De manera inevitable en el final del dialogo surgió la afirmación que se puede alcanzar el objetivo que uno se propone en la vida, a lo que Alfredo reflexionó: “se puede, la verdad es que estudie en la escuela técnica, fui un estudiante que no dejé la vida social, pero estudie, me fue bien en la facultad por el nivel de la escuela técnica y hay que dedicarse y ser responsable. Cuando uno arranca piensa que no va a llegar nunca. Cuando estaba en primero, tenía 50 materias para recibirme y pensaba que no iba a llegar más, pero cuando uno se dedica y asume el compromiso se llega…hay que seguir para adelante y el tiempo pasa volando, si uno es responsable, y se lo  propone, se llega fácil”.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!