13.4 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 22 julio, 2024

Edición N° 4846

Usaron su home banking y sacaron a su nombre un préstamo millonario

ALERTA ESTAFAS

Una mujer domiciliada en La Emilia sufrió una importante defraudación a través de su cuenta bancaria. Estafadores fingiendo ser empleados de Mercado Libre engañaron a su hija para ingresar al home banking de la víctima y solicitar un crédito millonario para luego transferir el dinero a cuentas desconocidas.

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

Una mujer de 64 años residente en La Emilia fue víctima de una importante defraudación luego de que delincuentes ingresaran en su cuenta bancaria, bloquearan el home banking, tomaran un crédito a su nombre de alrededor de 5 millones de pesos y realizaran varias transferencias con destinos desconocidos. Los estafadores obtuvieron los datos que les permitieron concretar la defraudación engañando a un miembro de la familia de la víctima fingiendo ser empleados de Mercado Libre.

La maniobra engañosa comenzó a gestarse el pasado domingo, en horas del mediodía, cuando la hija, de 38 años, de la mujer damnificada recibió un llamado telefónico mediante el cual su interlocutor identificándose como empleado de Mercado Libre le solicitaba corroborar una compra. La voz masculina habría pedido que ratificara la adquisición de un electrodoméstico supuestamente efectuada por su progenitora. Para desconocer la transacción le pidieron datos de la tarjeta de crédito y de la cuenta bancaria. Poco después, cuando la víctima ingresó al home banking advirtió que el saldo de su caja de ahorros era mayor al que debería tener. Al revisar los movimientos se encontró con la desagradable sorpresa de que habían sido víctimas de una defraudación. Los desconocidos habían hackeado la cuenta, solicitaron un crédito de alrededor de 5 millones de pesos para luego realizar sucesivas transferencias, quedando un saldo de poco más de 1.500.000 pesos del que no alcanzaron a desapoderarla porque la víctima, advirtiendo la maniobra, bloqueó su cuenta.

El hecho está en plena investigación para lograr dar con los autores del fraude. Actúa la DDI e instruye la causa la UFI Nº 15 a cargo del fiscal Jorge Leveratto.



Crecimiento exponencial

En diálogo con EL NORTE, consultado acerca del incremento de casos de estafas virtuales, el secretario de la Oficina de Cibercrimen y Evidencia Digital, Julio Pérez Carreto, había manifestado lo siguiente: “Aumentaron los delitos informáticos y también los relacionados con las nuevas tecnologías. Este incremento se produce de manera exponencial desde el aislamiento por la pandemia. En cuanto al perfil criminal, los delincuentes han tenido que ir mutando, consiguiendo otros escenarios que les resultaran más propicios porque pueden actuar con menos riesgos y sin dejar demasiada evidencia, el rastreo es mucho más complicado”. Respecto a las modalidades más utilizadas, contabilizó los hackeos de WhatsApp, de cuentas bancarias a través del home banking o desde las plataformas de ventas, entre otros.

Por otra parte, relevamientos efectuados a nivel país advirtieron que se triplicaron las denuncias por fraudes virtuales. El avance de la tecnología facilitó la vida de las personas, pero el masivo uso de los medios digitales trajo también aparejado graves problemas, como el aumento de los ciberdelitos, fraudes y demás crímenes que se realizan por canales virtuales. Las denuncias por este tipo de maniobras tuvieron un aumento cercano a 200% respecto al 2022. Además, se estima que se registran 4800 fraudes mensuales promedio y así como las estafas virtuales crecen en número también se multiplican en modalidades cada vez más imperceptibles y difíciles de reportar. Un informe de la Universidad Austral reveló que al 60% de las personas les robaron sus tarjetas o los datos de las mismas, mientras el 20% fue víctima de hackeos de las billeteras virtuales, un 15% enfrentó el hurto de los datos del home banking y el 5% restante fue engañado de otras maneras. Respecto a las respuestas que consiguieron tras lo ocurrido, el 43% logró que le devolvieran el dinero que perdió, un 35% pudo resolver el problema pero perdieron plata, y el 22% no pudo encontrar una resolución favorable.



A pesar del esfuerzo de los distintos organismos por difundir medidas de prevención, los comunes mortales seguimos cayendo en la trampa, personas avezadas, informadas y que suelen estar alertas son sorprendidas y estafadas sin que muchas veces puedan explicarse cómo es que cayeron en el embuste. En San Nicolás los engaños también se multiplican de manera alarmante a pesar de los esfuerzos por advertir y concientizar a la población del fenómeno. Desde la Subsecretaría informaron que la mejor opción ante situaciones dudosas es concurrir personalmente al banco, denunciar en una comisaría, llegarse hasta la fiscalía o a la oficina ubicada en Colón 48.

error: ¡Contenido protegido!