20 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 24 mayo, 2022

Edición N° 4057

VANDALISMO EN SÍMBOLOS DE MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

La destrucción a martillazos de un pañuelo de las Madres transmitido por Tik Tok. Los ataques se multiplicaron en protesta por las muertes generadas por la pandemia.



La destrucción a martillazos de un pañuelo de las Madres transmitido por Tik Tok. Los garabatos sobre los pañuelos del suelo de la Plaza de Mayo al cierre de una movilización contra el Gobierno en protesta por las muertes generadas por la pandemia.

Insultos en murales, difamaciones sobre cifras. Los actos de vandalismo contra expresiones populares que reivindican el proceso de memoria, verdad y justicia sobre los crímenes de lesa humanidad de la última dictadura se multiplicaron durante la segunda mitad de 2021. 

En agosto, cuando la pandemia todavía mantenía las puertas del espacio cerradas, una vecina les advirtió a les trabajadores del centro cultural que el mural que tiene una figura de una Madre de Plaza de Mayo con pañuelo blanco en la cabeza y la cifra “30.000” en su base había sido pintado.

“Sobre el 3 pusieron el 6 y tacharon el del final. Aprovechan que ahí, sobre Querandíes, no hay cámaras, se ve. Porque el mural en homenaje a nuestras madrinas (las Madres Nora Cortiñas, Mirta Baravalle y Elia Espen), que está en Rawson, no lo tocan, ahí sí hay cámaras”, ensaya una teoría Unzalú.

Luego vinieron cinco ataques más. Hace 15 días volvieron a tachar el último 0 de la cifra emblema de las víctimas de la última dictadura y escribieron “mentira” sobre el pañuelo blanco así que entendemos que la virulencia de los ataques crece.



Desde el centro cultural Impa La Fábrica atribuyen el vandalismo “a la manija que le están dando al negacionismo, a las interpretaciones que ponen en duda a los muertos, los desaparecidos, al terrorismo de Estado y enarbolan toda la violencia contra el movimiento de organismos de derechos humanos y la lucha por la memoria, la verdad y la justicia”. Entienden, según reproduce Alicia, que “no atacan porque sí, por diversión o trasgresión. Atacan la memoria, quieren instalar que acá no hubo un genocidio”.

No fue el único ataque de este estilo que tuvo lugar en la zona de Almagro en el último tiempo. A principios del mes pasado, los pañuelos blancos pintados sobre un camino circular en la Plaza Almagro amanecieron tachados con aerosol.

En mayo de 2020, un mural en homenaje a la docente y abogada de las Liga Argentina por los Derechos Humanos Teresa Israel sobre la fachada de la Escuela Normal 7 amaneció vandalizado con aerosol negro. Su nombre tachado, las palabras “Videla” y “zurdos” sobre los dibujos y sucedió lo mismo en otro mural que hay sobre la casa de Israel, donde funciona el centro cultural con su nombre.

Trabajadores del centro cultural denunciaron los hechos y restauraron las pinturas entonces y los pañuelos hace algunas semanas.

El lunes pasado hubo otro homenaje dañado: la cara de Santiago Maldonado amaneció teñida de rojo.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!