17.3 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 19 junio, 2024

Edición N° 4814

LA ACTIVISTA SÔNIA GUAJAJARA, AL FRENTE DEL PRIMER MINISTERIO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS EN BRASIL

DERECHOS Y LIDERAZGO

La influyente líder indígena brasileña Sônia Guajajara se encuentra a cargo, desde este mes, del Ministerio de los Pueblos Indígenas en el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva para continuar su lucha contra los enemigos de la Amazonía, esta vez desde el poder.

De la Redacción de EL NORTE
[email protected]

Guajajara es una de las personas más distinguidas del movimiento indígena de ámbito internacional, reconocida por la revista Time y elegida diputada en las elecciones legislativas del pasado 2 de octubre.


A Sônia Bone se la conoce mundialmente como Sônia Guajajara, en honor a su pueblo de origen.

Su territorio


El pueblo Guajajara/Tentehar vive en la reserva indígena Araribóia, en el estado de Maranhão. EL estado es víctima de un ciclo de violencia crónico que fue agravado con la presidencia de Jair Bolsonaro, según organizaciones indigenistas.


Esa tierra aún conserva un poco de selva amazónica, gracias al trabajo de los llamados «guardianes de la floresta». Estos, ante el abandono del Estado, se organizaron para protegerlo de los madereros furtivos que merodean la región.


Elegida este año por la revista Time como una de las cien personalidades más influyentes del mundo. Sônia se ha convertido en el altavoz más incisivo frente a los atropellos y amenazas que sufren los Guajajara y otras etnias del país.



Una voz que se hace escuchar

Nacida el 6 de marzo de 1974, tuvo que abandonar su familia por primera vez con tan solo 15 años, cuando recibió una beca de la Fundación Nacional del Indio (Funai, órgano estatal) para completar la educación secundaria en el estado de Minas Gerais.


Más tarde volvería a Maranhão para formarse en Letras y Enfermería y hacer un posgrado en Educación Especial.


Su activismo en pro de los derechos indígenas y medioambientales se empezó a forjar en su juventud. Y pronto asumiría una posición de liderazgo al encabezar diversas protestas ante el Congreso contra proyectos legislativos que ponían en peligro su existencia.


Guajajara tiene voz en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Desde 2009, lleva sus denuncias a las Conferencias sobre el Cambio Climático (COP), así como al Parlamento Europeo, entre otros órganos internacionales.




En estos últimos años ha recibido multitud de reconocimientos por su incansable labor.
Su inmersión en política fue en 2018, siendo candidata a vicepresidenta por el Partido Socialismo y Libertad, siendo la primera indígena en una fórmula presidencial.

Consecuencias del bolsonarismo

La llegada al poder del capitán retirado del Ejército Jair Bolsonaro, defensor de la minería y la explotación de madera en tierras indígenas y, para Guajajara, «el principal enemigo de los pueblos indígenas», la puso en el disparadero.


Hostigada por altos cargos del Gobierno de Bolsonaro, quien en diversos actos públicos se ha referido a ella en términos despectivos.


Lo que no ha impedido a Guajajara perseguir su objetivo de «llegar al lugar donde se toman las decisiones.


Finalmente, ha conseguido un escaño en la Cámara Baja con cerca de 160.000 votos. Por eso, a partir del 1° de enero está al frente del Ministerio de los Pueblos Indígenas, cumpliendo una promesa de campaña de Lula.



Indígenas, feministas y LGBTIQ+

El 30 de octubre quedará grabado en la memoria de los y las brasileñas: “Lula” Da Silva ganó en la segunda vuelta por 50,9 a Jair Bolsonaro. La izquierda brasileña volvió al poder dos décadas después de su primera victoria. Y con él llegaron también las primeras legisladoras indígenas, feministas e integrantes de la comunidad LGTBQI.


Entre las principales propuestas se encuentran: el salario básico universal, el combate al hambre, el derecho a la vivienda, la reforma agraria, la recuperación del sistema único de salud, la democratización de los medios de comunicación, la generación de políticas para mujeres y la comunidad LGTBQ+, los derechos de la naturaleza y pueblos indígenas así como el freno al agronegocio y a la depredación extractivista.


En ese marco, Brasil eligió a las primeras diputadas federales trans, Erika Hilton (San Pablo), Robeyoncé Lima (Pernambuco) y Duda Salabert (Mina Gerais). También a las primeras diputadas federales indígenas de su historia: Sonia Guajajara (San Pablo, ahora Ministra) y Celia Xakriaba (Mina Gerais).



Si te interesa la sección lee: https://www.diarioelnorte.com.ar/que-alcances-tiene-el-programa-para-el-apoyo-urgente-y-la-asistencia-integral-inmediata/

“Estamos prontas”

Otra experiencia significativa es la elección de las candidatas pertenecientes a la articulación “Estamos prontas”.


Se trata de una plataforma impulsada por el Instituto Marielle Franco y el colectivo de “Mujeres Negras Deciden” . El objetivo d ampliar la representación política e institucional de las mujeres negras, LGBTQI+ .


Para estas elecciones se presentaron 27 lideresas y obtuvieron 230.000 votos. Fueron elegidas Camila Valdao, la mujer más votada en la historia de Espíritu Santo para el cargo de diputada. Al igual que Laura Sito, la primera mujer negra diputada estadual en Río Grande do Sul.

error: ¡Contenido protegido!