12.8 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 22 mayo, 2024

Edición N° 4785

Pidieron revocar la domiciliaria a uno de los condenados por el crimen del policía Maldonado

Desde la Asesoría policial solicitaron la revocación del beneficio que gozaba Máximo Arroyo, condenado a casi 15 años de prisión por tentativa de homicidio en la causa vinculada a la muerte del policía Mauro Maldonado. Afirman que incumplió las restricciones impuestas.

Maldonado

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

El asesor policial Julián Domínguez pidió en audiencia durante la mañana de este viernes que se le quitara el beneficio de arresto domiciliario con salidas laborales a Máximo Arroyo, luego de que el Patronato de Liberados comprobara que había violado las medidas restrictivas impuestas para otorgarlo. La audiencia se cumplió ante la magistrada Belén Ocariz, que será quien deba decidir si vuelve o no a ponerlo tras las rejas. Máximo Arroyo había sido condenado en 2023, junto a Axel González, Nicolás Barrios y Mauricio Giménez, a 14 años y seis meses de prisión por tentativa de homicidio. Arroyo contaba con el permiso de salidas laborales que debían cumplirse en un lugar determinado y en horario prefijado. Pero, aunque dejó su trabajo y debía permanecer en su domicilio, no fue hallado durante la visita de control del Patronato.

Los hechos por los que fue llevado a juicio ocurrieron en barrio Las Mellizas en 2018 durante una jornada sangrienta de enfrentamientos vecinales en la que resultó muerto el policía Mauro Maldonado y más de 30 personas fueron heridas. Por esa causa terminaron imputados siete hombres, uno de ellos fue absuelto, otros dos encontrados responsables solo por el daño a patrulleros y Arroyo junto a otras tres personas condenados por tentativa de homicidio. Respecto del crimen consumado de Maldonado, deberán volver a ser juzgados Barrios y Giménez.

A pesar de estar condenados y de que dos de ellos deban someterse nuevamente a juicio por un homicidio por el que podría caberles cadena perpetua, los cuatro recibieron el beneficio del arresto domiciliario. Solo uno de los imputados, Axel Hernán González, llegó al juicio en prisión por haber incumplido las reglas impuestas. Los otros tres mantuvieron la morigeración aun después de la sentencia, aunque la familia del policía Maldonado reclamó en varias oportunidades la violación a las restricciones de libertad en que incurrían los imputados. Recién en noviembre del año pasado, la jueza Belén Ocariz revocó el beneficio de Nicolás Barrios, otro de los condenados, luego de que el asesor policial Julián Domínguez presentara videos de TikTok que lo mostraban en boliches de la zona y practicando Wheelie con su moto en la costanera.



La condena y el juicio

Los graves sucesos ocurrieron en barrio Las Mellizas el 1º de mayo de 2018. El juicio se realizó en marzo del año pasado, casi cinco años después de sucedidos los hechos. En el largo debate actuó un jurado popular que encontró no culpable a Enzo Banegas, uno de los acusados, responsabilizó por “daños” a Juan Arroyo e Iván Cabrera por el ataque a los patrulleros, y en cuanto a Máximo Arroyo, Axel González, Nicolás Barrios y Mauricio Giménez, estos fueron declarados culpables por el delito de tentativa de homicidio a una pena de 14 años y seis meses por las agresiones a los policías. Por el homicidio de Mauro Ezequiel Maldonado, no lograron reunir los 12 votos que se necesitan para imponer una condena a prisión perpetua, faltó uno, ya que 11 se expidieron por la culpabilidad y uno en sentido contrario. Este resultado, que persistió en una segunda votación, llevó a que se declarara estanco al jurado y que el debate deba realizarse nuevamente en fecha próxima con una nueva integración, pero, en este caso, solamente con Giménez y Barrios como imputados sin perjuicio de la condena que ya recibieron por la tentativa de homicidio del resto de las víctimas.

Mauro Ezequiel Maldonado, de 33 años, fue asesinado de un disparo en la cabeza cuando, junto a otros policías, custodiaba una vivienda en barrio Las Mellizas. Ese día el clima estaba enrarecido por la disputa entre dos grupos y fue subiendo en grados de violencia hasta que el homicidio de un joven de 27 años, residente en el lugar, desencadenó el caos. Una horda de vecinos enfurecidos que exigían que fuera desalojada de la franja barrial una familia a la que consideraban conflictiva desató una lluvia de piedras y botellazos contra los efectivos que buscaban calmar a los agresores. Pronto comenzaron los disparos de balas de goma por parte de la policía y los tiros con armas de fuego de los atacantes. Hasta que uno de esos disparos impactó en la cabeza del oficial Maldonado que cayó mortalmente herido. Más de 30 personas resultaron afectadas por el ataque, en su mayoría efectivos policiales



error: ¡Contenido protegido!