22.8 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 23 febrero, 2024

Edición N° 4697

Asedio de tanques israelíes al principal hospital de Gaza

Los médicos aseguran que están muriendo pacientes, incluidos recién nacidos, por falta de combustible

Las fuerzas israelíes llegaron el lunes a las puertas del principal hospital de la Ciudad de Gaza, principal objetivo de su batalla por hacerse con el control de la mitad norte de la Franja de Gaza, donde, según los médicos, mueren pacientes, incluidos recién nacidos, por falta de combustible.

El portavoz del Ministerio de Salud de Gaza, Ashraf Al-Qidra, que se encontraba dentro del hospital Al Shifa, señaló que 32 pacientes habían muerto en los últimos tres días, entre ellos tres recién nacidos, como consecuencia del asedio al complejo y la falta de energía.

Al menos 650 pacientes seguían dentro, desesperados por ser evacuados a otro centro médico por la Cruz Roja o algún otro organismo neutral. Israel afirma que el hospital se encuentra sobre túneles que albergan un cuartel general de combatientes de Hamás que usan a los pacientes como escudos, lo que Hamás niega.



“Los tanques están frente al hospital. Estamos bajo un bloqueo total. Es una zona totalmente civil. Solo hay instalaciones hospitalarias, pacientes del hospital, médicos y otros civiles que permanecen en el hospital. Alguien debería detener esto”, indicó por teléfono el cirujano Ahmed El Mokhallalati.

“Bombardearon los depósitos (de agua), bombardearon los pozos de agua, bombardearon también la bomba de oxígeno. Han bombardeado todo el hospital. Así que apenas sobrevivimos. Le decimos a todo el mundo que el hospital ya no es un lugar seguro para tratar a los pacientes. Estamos perjudicando a los pacientes al mantenerlos aquí”, agregó.

También se ha vuelto a temer que la guerra se extienda más allá de Gaza, con un recrudecimiento de los enfrentamientos en la frontera norte de Israel con Líbano, y el lanzamiento por parte de Estados Unidos de ataques aéreos contra objetivos de milicias vinculadas a Irán en la vecina Siria.

Israel lanzó el mes pasado una campaña para aniquilar a Hamás, el grupo militante que dirige la Franja de Gaza y que protagonizó una incursión en el sur de Israel en la que murieron unas 1.200 personas y 240 fueron arrastradas a Gaza como rehenes, según el recuento de Israel, en el día más letal de sus 75 años de historia.



Desde entonces, miles de gazatíes han muerto y dos tercios de la población se ha quedado sin hogar debido a la implacable campaña militar israelí. Israel ha ordenado la evacuación total de la mitad norte de Gaza. Las autoridades médicas de Gaza afirman que se ha confirmado la muerte de más de 11.000 personas, alrededor del 40% de ellas niños.

Desde que las fuerzas terrestres israelíes entraron en Gaza a fines de octubre y rodearon rápidamente la Ciudad de Gaza, los combates se han concentrado en un círculo cada vez más estrecho en torno a Al Shifa, el mayor hospital del enclave.

El portavoz del Ministerio de Sanidad de Gaza, Qidra, afirmó que un tanque israelí estaba estacionado en la puerta del hospital. Francotiradores y aviones no tripulados israelíes disparaban contra el hospital, imposibilitando la circulación de médicos y pacientes.



“Estamos sitiados y dentro de un círculo de muerte”, afirmó.

Israel ha ordenado a los civiles que se marchen y a los médicos que envíen a los pacientes a otro lugar. Dice que ha intentado evacuar a los bebés de la sala de neonatología y ha dejado 300 litros de combustible para alimentar los generadores de emergencia a la entrada del hospital, pero Hamás bloqueó las ofertas.

Qidra declaró que los 300 litros sólo abastecerían al hospital durante media hora, y que Shifa necesitaba entre 8.000 y 10.000 litros de combustible al día suministrados por la Cruz Roja o una agencia internacional. Un funcionario israelí que pidió el anonimato dijo que 300 litros podían durar varias horas porque sólo funciona la sala de urgencias.

El doctor El Mokhallalati alertó que los bebés prematuros que normalmente estarían en incubadoras individuales estaban siendo alineados ocho por cama, mantenidos calientes con la energía que quedaba. Después de que murieran tres, quedaban 36 vivos en la unidad neonatal. “Esperamos perder más de ellos día a día”.

Combates en el segundo hospital

También hubo combates en un segundo gran hospital del norte de Gaza, Al Quds, que también ha dejado de funcionar. La Media Luna Roja Palestina declaró que el hospital estaba rodeado por un intenso tiroteo y que un convoy enviado para evacuar a los pacientes y al personal no había podido llegar hasta él.

Israel informó que mató a “unos 21 terroristas” en Al Quds en un tiroteo de respuesta después de que combatientes dispararan desde la entrada del hospital. Israel difundió imágenes en las que se veía a un grupo de hombres en la puerta del hospital, uno de los cuales parecía llevar un lanzagranadas.

Las agencias de la ONU guardaron un minuto de silencio el lunes por los 101 miembros del personal muertos hasta ahora en Gaza, la mayor cifra de trabajadores humanitarios fallecidos desde que se fundó la ONU en las cenizas de la Segunda Guerra Mundial.



La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) alberga actualmente a unas 800.000 personas en Gaza, la mitad de las que se han quedado sin hogar a causa de los combates. El lunes afirmó que su depósito de combustible de emergencia para el enclave se había agotado y que pronto sería incapaz de hacer funcionar ambulancias, reabastecer hospitales, suministrar agua potable o bombear aguas residuales.

El conflicto, que dura ya más de un mes, ha polarizado al mundo, y muchos países afirman que ni siquiera la espantosa brutalidad de los ataques de Hamás justifica una respuesta israelí que ha matado a tantos civiles.

Israel aduce que debe destruir a Hamás, y que la culpa de los daños causados a los civiles recae en los combatientes que se esconden entre ellos. Ha rechazado las peticiones de alto el fuego, que, según afirma, solo prolongarían el sufrimiento al permitir que Hamás se reagrupe. Washington respalda esta postura, aunque afirma que está presionando a su aliado para que proteja a los civiles.

Se cree que cientos de miles de residentes permanecen en la parte norte de Gaza, pese a la orden de Israel de abandonarla. Israel también ha bombardeado regularmente el sur.

Las autoridades sanitarias dijeron que al menos 15 personas murieron en tres ataques en la principal ciudad del sur de Gaza, Jan Yunis, y cerca de ella. En el hospital Nasser, los heridos llegaban en autos particulares.



“Hay cadáveres bajo los escombros, necesitamos ambulancias”, gritaba uno de los hombres.

El conflicto ha hecho temer una ampliación del conflicto. Hezbolá, con sede en Líbano, que al igual que Hamás cuenta con el apoyo de Irán, ha intercambiado ataques con misiles con Israel.

Estados Unidos llevó a cabo el domingo dos ataques aéreos en Siria contra grupos alineados con Irán, según informó un funcionario de defensa estadounidense. Grupos respaldados por Irán en Irak y Siria han lanzado al menos 40 ataques con drones y cohetes contra fuerzas estadounidenses.

ÚLTIMAS NOTICIAS

error: ¡Contenido protegido!