13.4 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 20 mayo, 2024

Edición N° 4784

UOCRA afirma que la obra del ProCreAr quedará paralizada hoy por falta de recursos nacionales

NO HAY PLATA, TAMPOCO PARA VIVIENDAS

Fuentes de la seccional San Nicolás del gremio de la construcción revelaron que a partir de hoy la inactividad será total en la ampliación del desarrollo urbanístico ProCreAr contiguo al barrio Ayres del Sur. Una de las empresas ya se retiró del lugar y la otra lo haría este miércoles. Es parte de la paralización de la obra pública denunciada por la UOCRA en todo el país, situación que puso al gremio en estado de “alerta y asamblea permanente”.

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

De un total de 383 trabajadores de la construcción que se suponía que intervendrían en la edificación de 306 viviendas ProCreAr en la ampliación del desarrollo urbanístico de la zona sur de la ciudad, el número real será este miércoles de cero. Así lo indicaron fuentes de la seccional local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA). El proyecto puesto en ejecución en abril del año pasado ya se había reducido en un 75% hacia los últimos días de diciembre, los primeros de la gestión de Javier Milei al frente del Poder Ejecutivo Nacional.

El proyecto puesto en ejecución en abril del año pasado ya se había reducido en un 75% hacia los últimos días de diciembre, los primeros de la gestión de Javier Milei al frente del Poder Ejecutivo Nacional.

“Una de las dos empresas que se adjudicaron la licitación ya se retiró del predio. Levantó campamento y se fue el jueves pasado. Y la otra empresa tiene hoy [por el martes] tiene tres trabajadores y mañana [por hoy] ya hace la última reducción, levanta y se va también. La obra va a quedar parada por completo. Resta sólo saber si van a dejar un compañero de vigilancia o no. A partir de mañana ya no queda más nadie en el ProCreAr”, refirió a EL NORTE una fuente del secretariado de UOCRA San Nicolás. 

La empresa que se retiró la semana pasada es Epreco SRL, una constructora que hacia fines de diciembre pasado ya se había desprendido de 62 trabajadores. Por aquellos días, Sanimat SA –la otra empresa que se había adjudicado la ejecución de la obra– prescindía de otros 25 trabajadores de la construcción. Con aquellos recortes, la obra que se suponía que generaría 383 puestos de trabajo directos (y otros más de 500 de manera indirecta) sufría ya una reducción del 75%: sólo 31 trabajadores seguían vinculados al proyecto licitado y adjudicado en mayo del año pasado durante el gobierno de Alberto Fernández.



Ahora la paralización será total. Y la ampliación del desarrollo urbanístico de la zona sur de San Nicolás es una más entre los centenares de obras públicas paralizadas en todo el país, situación que este lunes había motivado que la UOCRA nacional se declarase “en estado de alerta y asamblea permanente”.

En todo el país

El gremio constructor anunció este lunes que entró en estado de alerta y asamblea permanente en todas las obras, tanto públicas como privadas, del territorio nacional. Es en respuesta a lo que consideran “la pérdida de 50 mil puestos de trabajo debido a la paralización de las obras públicas decretada por el Gobierno y la desaceleración de la inversión”, según lo informado por el sindicato.

A través de un comunicado, la organización que lidera Gerardo Martínez, advertía que “la suspensión de las obras públicas ordenada por el gobierno de Javier Milei y el freno en la inversión ponen en riesgo la continuidad de los proyectos privados en curso, lo que inevitablemente afectará la estabilidad laboral de los trabajadores”.

La ampliación del desarrollo urbanístico de la zona sur de San Nicolás es una más entre los centenares de obras públicas paralizadas en todo el país.

Además, el sindicato denunció la “falta de gestión y de interlocutores válidos por parte del Poder Ejecutivo, que parece desentenderse de los problemas que aquejan a la industria”.

“Esta situación se desarrolla en medio de una caída abrupta y generalizada de la actividad económica, y se agrava en el sector de la construcción debido a la reticencia de los empresarios a acordar un aumento salarial justo y suficiente que proteja el poder adquisitivo frente a una inflación persistente que golpea a los trabajadores”, afirmó la entidad gremial en su comunicado.

Tras el aumento del 20% de enero, que se cobró en febrero, el gremio y las cámaras están esta semana negociando lo correspondiente al mes en curso. “Pero hay mucha resistencia del sector empresario”, lamentaron.

error: ¡Contenido protegido!